REGISTRO | LOGIN | MI CARRITO | NOVIAS | SALIR
El vino

 

                        Buenos consejos para disfrutar del vino


Un buen vino puede transformar una comida normal en un banquete. Pero: ¿Qué vino escoger en cada ocasión? ¿Qué temperatura es la adecuada para cada vino? ¿Como degustarlo? Con unos sencillos consejos básicos podrá adentrarse sin problemas en el fascinante mundo del vino.

 

 

La cata paso a paso

 

1. Con la copa inclinada sobre un fondo blanco, observa el color y la intensidad del mismo; su aspecto (limpio, brillante). Haz girar la copa y verás que se forman unas gotas que caen por las paredes interiores del cristal. Estas “piernas" o "lágrimas” nos darán una idea del cuerpo, textura y graduación alcohólica del vino.

2.
Sujeta la copa por el pie y literalmente introduce la nariz en ella. Inhala profundamente y trata de percibir sus aromas. Haz girar la copa para liberar los compuestos aromáticos y repite la operación. Compara los aromas percibidos con otros olores conocidos, si huele a fruta intenta precisar cuáles son esas frutas ¿Son blancas o rojas? ¿Son tropicales o de bosque?

3. Este es el momento en que se confirma lo que en las otras dos fases se ha captado. Toma un sorbo de vino lo suficientemente grande como para impregnar toda la lengua y el interior de la boca, aspira una pequeña cantidad de aire, haz girar el vino dentro de la boca. Intenta descubrir los sabores y texturas del vino, así como la sensación que deja. Cuando hayas descubierto todo lo posible, trágalo o escúpelo, si vas a seguir catando.

 

Un vino para cada ocasión


- Sopas y consomés:
Con los consomés, sirva un tinto ligero y fresco y con las sopas más fuertes escoja un tinto con más cuerpo y a 16º.
- Verduras:
Acertará siempre con un tinto ligero y fresco, entre 7 y 10º.
- Mariscos y pescados:
Lo que mejor les va es un blanco, seco y ligero, que haya enfriado lentamente en la nevera. Si el pescado es graso, pruebe con un tinto ligero o de medio cuerpo.
- Aves:
Si las prepara asadas, combínelas con un rosado fresco; pero, si las cocina con salsa, le irá mejor un blanco, por ejemplo un Rueda.
- Carnes:
Rosados, claretes y tintos son la mejor elección. Para la caza, elija un tinto con mucho cuerpo y sírvalo a unos 18º.
- Postres:
Con un vino dulce u oloroso, como el Jerez, acertará siempre. Recuerde que los vinos dulces no hay que enfriarlos nunca.

 

 

 

 

Temperaturas recomendadas para consumir los vinos


Espumantes: 7-9º
Blancos, rosados: 9-11º
Tintos jóvenes: 10-12º
Grandes blancos: 10-12º
Grandes tintos: 16-20º

 

 

Al comprar el vino

Recomendaciones:

 

 Evita las botellas que estén de pie (durante varios meses).

 

No compres botellas en las que el corcho sobresale.

 

 No elijas botellas donde el nivel del líquido es inferior al normal (3 cm del cuello de la botella).

 

 Evita comprar botellas que hayan estado expuestas al sol o a un foco de luz artificial.

 

Para extender la vida útil de un vino debe comprarse un elemento especial para extraer el aire a través de un tapón.

 

Luego de este procedimiento, debe guardarse el vino en un lugar fresco.

 

Al servir el vino

 

El Descorche


1. Coloca la botella sobre una mesa y retira el extremo superior de la cápsula que recubre el corcho. Esta operación puede hacerse con un cortacápsulas, aunque la manera correcta de hacerlo es con la cuchilla que viene incorporada dentro de los sacacorchos llamados “de camarero”, que permiten hacer el corte por debajo del segundo gollete.

2. Introduce la punta del sacacorchos en el centro del corcho y comienza a girarlo (es el sacacorchos el que debe girar y no la botella).

3. Comienza a retirar lentamente el corcho y cuando a éste le falte muy poco para salir haz unos movimientos circulares, para permitir la entrada de aire y que el corcho salga haciendo el menor ruido posible.

 

Descorche vinos espumantes


En el caso de los espumantes, a pesar de ser una tradición familiar,  el corcho debe sacarse sin hacer ruido.
¿Cómo lo logramos?
1.
Sujeta la botella en un ángulo de 45°.


2.
Retira el bozal (estructura metálica que recubre el corcho).


3.
Sujeta la parte superior del corcho con el dedo pulgar, de manera que puedas controlarlo si éste pretende escapar, y con la mano sujeta los bordes. Con la otra mano comienza a girar la botella.


4.
Saca de a poco el tapón, manteniéndolo siempre bien sujeto y a medida que comience a salir empuja el corcho hacia adentro para retrasar su salida.


5. El ruido que debe hacer el corcho al salir se parece más a un suspiro que a un espectáculo de fuegos artificiales.

Copas para los vinos


Degustar un vino en una copa adecuada puede aumentar considerablemente el grado de satisfacción que proporcione ese vino.

La forma de la copa ejercerá una influencia determinante en el sabor que presente el vino en boca.

Si te tomaste la molestia de elegir un vino que despertó tu interés, sírvelo en una copa que resalte sus virtudes. Lo más importante es elegir una copa que se estreche en la parte superior, para que el vino pueda desplegar sus aromas. Para apreciar el color elige una copa de cristal lo más fino posible, liso y transparente cuyo pie sea lo suficientemente largo como para que se le pueda sostener sin tocar el cáliz.

En la actualidad, existe un tipo de copa para cada estilo de vino y la razón de esto es que cada copa minuciosamente estudiada, dirige el flujo de líquido a una determinada parte de la lengua para exaltar sus cualidades. Si bien es cierto que el vino se percibe de forma diferente de acuerdo al estilo de copa, bastará elegir una como la descrita anteriormente o bien disponer de dos o tres copas: una para espumantes, otra para vinos tintos como la “Burdeos” y otra para vinos blancos.

Al momento de servir el vino, si éste es tinto, ten en cuenta que la copa sólo se llena dos tercios de su capacidad y si es blanco, un poco menos, para que no aumente la temperatura del vino en la copa.

 

Dónde y cómo guardar el vino


Si lo cuida y lo mima correctamente, tendrá siempre un vino excelente para servir en su mesa.

- Guarde las botellas siempre en un lugar libre de olores fuertes, fresco y oscuro, sin vibraciones y con el aire ni demasiado seco ni demasiado húmedo. La temperatura ideal es entre 10 y 14º.

- No olvide que, si la botella lleva corcho, debe guardarla tumbada. Así, el vino mantiene el corcho húmedo e hinchado para que no entre aire que lo estropee.

- Las botellas de cava también deben conservarse tumbadas y en sitio fresco y húmedo.
No lo almacene, porque la cava no envejece bien.

 

 

CONSEJOS
 
           
Esta empresa pertenece al grupo 
Quiénes Somos | Contáctenos | Ayuda | Condiciones
© 2011 CCN | Derechos Reservados